Bienvenidos a mi blog

¡WOWWW Juntos conversando nuevamente!

Regresando de una larga ausencia, me encuentro nuevamente con cada uno de ustedes para conversar de aquellos que nos aPASIONa.

A vuestra disposición mi correo electrónico para proponer nuevos temas como también invitarlos a participar con algún post... Espero poder cumplir con la debida respuesta tan rápido cómo sea posible.

¡Gran abrazo!

Paula Sánchez - paulasanchez2007@gmail.com

Mis Podcast

Gracias a todos por esto!

domingo, 15 de julio de 2007

Excelente Nota de MateriaBiz


Apple versus Microsoft, ¿cuál tiene la mejor estrategia de lanzamiento de productos?

Típicamente, Microsoft anuncia con meses (o años) de anticipación el lanzamiento de sus nuevos productos. Apple, por el contrario, se caracteriza por guardar el secreto hasta el final. ¿Cuál es la estrategia más efectiva?

Ya se ha convertido en una tradición que, cada enero, el CEO de Apple, Steve Jobs, ofrezca un discurso en la conferencia MacWorld de San Francisco. Sus palabras son muy esperadas por competidores, analistas de la industria y el público en general. En su discurso, Jobs presenta los nuevos productos de su empresa.

Lo interesante del caso es que, hasta ese día, Apple mantiene en secreto sus nuevos artículos. Tras el discurso, los camiones de la empresa salen de inmediato a distribuir la novedad a los retailers de los Estados Unidos. Así, la estrategia de lanzamiento de Apple tradicionalmente se caracterizó por el "factor sorpresa".

Microsoft, por el contrario, suele adoptar un enfoque diferente. A lo largo del tiempo, la empresa de Bill Gates va ofreciendo "previews" de los futuros lanzamientos (aunque falten meses o años para su venta al público).

¿Cuál estrategia es más efectiva?

Wharton Business School convocó a sus profesores de marketing para develar el interrogante. Según los especialistas, hay diversos factores a considerar a la hora de planificar una estrategia de lanzamiento.Por un lado, la estrategia de preanuncio tiene la gran ventaja de la publicidad gratuita. El boca a boca se expande rápidamente a medida que el público espera el nacimiento del nuevo bebé de la compañía. De hecho, en el lanzamiento de su teléfono móvil iPhone, la misma Apple rompió su tradicional táctica sorpresiva al anunciar el producto con varios meses de anticipación.

Así, se desencadenó una imparable ola de marketing viral que situó al iPhone en la portada de los principales medios de negocios y en el núcleo de muchos blogs frecuentados por fanáticos de la tecnología.Sin embargo, los preanuncios tienen la gran desventaja de revelar los planes futuros de la compañía y brindar a los competidores la oportunidad de reaccionar. Desde luego, señalan los expertos de Wharton, la relevancia de este factor dependerá, en gran medida, de la posición de mercado de la empresa.

Para una marca en cómoda posición de liderazgo, la reacción de los competidores no es de temer. Sin embargo, el factor "competencia" debe ser tenido en cuenta por cualquier empresa que no esté segura de la solidez de su marca.

Otro factor a considerar en la decisión entre preanuncio y sorpresa es la relación entre el futuro lanzamiento y los productos existentes de la compañía. Sony anunció con gran anticipación su PlayStation 3 especulando con que los usuarios de la PlayStation 2 esperarían el lanzamiento de la nueva edición en lugar de pasarse a la competencia.

Sin embargo, este razonamiento corre el riesgo de canibalizar los productos ya existentes. Steve Jobs lo aprendió por las malas con el iPhone. De hecho, el celular de Apple incluye las mismas capacidades de reproducción de música que el iPod. En otras palabras, el iPhone es, en cierta medida, un competidor del iPod. Así, tras el anuncio del lanzamiento, muchos potenciales compradores de iPod aplazaron sus compras esperando la venta al público del iPhone.

En definitiva, ¿preanuncio o factor sorpresa? Quizá no haya una receta única sino que la estrategia más efectiva dependa del mercado en que participa la empresa y su posición dentro de este mercado. Sin embargo, sostienen los expertos de Wharton, en última instancia no se trata de una disyuntiva realmente importante.

Lo único que cuenta en el largo plazo es la calidad del producto y su capacidad de satisfacer los deseos de los consumidores. El resto es pura especulación.

Fuente: De la redacción de MATERIABIZ

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por colaborar con tus comentarios!

Saludos Cordiales!
Paula Sánchez
Aprenda Marketing

Busqueda de Contenido

Todo sobre los Podcast

Estadisticas Gratis

WoWWW! Marketing por Paula Sanchez (Podcast)

Busqueda en Google

Ideas de Negocios

Ideas de Negocios
Portal Amigo

Aprenda Marketing Headline Animator

Mi colaboración en MuyPR

Blogalaxia

Blogalaxia

Ping

Mi Ping en TotalPing.com